domingo, 25 de noviembre de 2018

LA RUINA ALEMANA TRAS LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

LA HIPERINFLACIÓN ALEMANA 


Tras acabar la primera guerra mundial, Alemania se había convertido en un estado humillado, arruinado y con una gran inestabilidad política.

En los comienzos del siglo XX, Alemania había llegado a ser una gran potencia industrial. Su economía logro dar un gran salto gracias al impulso recibido por los medios de transporte y los avances de la industria eléctrica, química y armamentística.Unos años después del tratado del Tratado de Versalles pasó de ser el estado más fuerte de toda Europa a vivir una derrota deshonrosa.
Firma del Tratado de Versalles


Tras la firma de este tratado Alemania queda a merced de los vencedores. Este tratado  condenó a Alemania a vivir en una situación económica desgarradora. Los alemanes, los cuales no capaces ni de subsistir, estaban a la vez obligados a pagar a Francia, todo sumado levó a que los alemanes sufrieran una inflación enorme. El hundimiento definitivo de la economía alemana fue la ocupación francesa y belga de las minas del Rhur ya que la República de Weimar estaba en las ultimas, y como no podía hacer frente a sus deudas con otros países estos decidieron pagarse a si mismos invadiendo estas minas.  


Sorprendentemente, entre 1924 y 1929 Alemania logro una mejora económica y todo parecía que iba por buen camino. Por aquel entonces, Estados Unidos gozaba de una gran y prospera economía debido a que invertía mucho dinero en los países de Europa, destacando a Alemania, para ayudarla a recuperarse.Sin embargo, se produjo una  caída de la bolsa en Estados Unidos el 24 de octubre de 1929 conocida como la "crisis del 29". Esto llevó a que Estados Unidos retirara todas su inversiones en los países europeos haciendo que estos se vieran en una nueva crisis económica peor que la de posguerra.


Desempleados alemanes tras la crisis del 29


Los salarios de los alemanes cayeron un 30% y sus precios un 23% entre 1929 y 1933, dejando así una Alemania al borde de una guerra civil. Se provoco una hiperinflación debido a la emisión de billetes por la falta de deuda pública. Esto dio lugar a un aumento de la demanda monetaria  que hizo que su moneda perdiera mucho valor a la vez que los ahorros de los alemanes. Los ingresos tributarios disminuyeron y vuelven a un nuevo deficit público.






La economía alemana estaba por los suelos lo que llevó a un gran depresión y descontento de todos los alemanes, los cuales exigían soluciones. La aparición de Hitler dio la posibilidad de que la situación económica alemana mejorase ya que prometía un aumento de los puestos de trabajo. Hitler quería recuperar el honor perdido tras el Tratado de Versalles y con el se proyecta un futuro muy prospero.

Para más información pulse aquí, aquí y aquí

jueves, 22 de noviembre de 2018

Guerras Napoleónicas

La Gran Guerra Francesa


Derrota definitiva de los franceses en la Batalla de Waterloo
Las Guerras Napoleónicas fueron libradas en Europa durante un periodo conocido como las Guerras de la Revolución francesa, que abarco desde 1792 y 1800. Cabe descartar el ascenso al poder dictatorial de Napoleón Bonaparte como Primer Cónsul, quien era un talentoso estratega con unos amplios estudios en matemáticas, artillería y táctica militar. Las Guerras Napoleónicas finalizaron el 20 de noviembre de 1815, tras la derrota definitiva de Napoleón en la Batalla de Waterloo y la firma del Segundo Tratado de París. A esta continuación de guerras comprendidas desde 1792 a 1800 se le llamó La Gran Guerra Francesa.


Hasta 1808 hubo cuatro coaliciones entre los países europeos que no pudieron hacer frente a Napoleón, lo que dio lugar a que Napoleón dominara toda Europa, menos Rusia y Gran Bretaña.
El posterior declive que sufrió Francia fue dado por el espíritu nacionalista que surgió en las mayoría de naciones europeas derrotadas y la dura oposición de Gran Bretaña, la cual no cesó de financiar y organizar nuevas coaliciones contra Napoleón.

Guerra de la Independencia Española
En España se dieron las primeras insurrecciones nacionalistas contra Bonaparte que provocaron su caída. Tras Napoleón haber destronado a Carlos IV, nombro como nuevo rey a José Bonaparte, lo que supuso que el pueblo español se revelara y expulsaran al nuevo rey.Tras la guerra de la Independencia Española los franceses fueron derrotados y sufrieron una gran pérdida de bajas lo que llevo a que Napoleón se centrara únicamente en hacer frente a sus enemigos del este y del norte de Europa.





Tras una continuación de cuatrocientas batallas libradas entre 1792 y 1815 y siete coaliciones entre diferentes potencias europeas contra Francia, se pone fin a las Guerras Napoleónicas dejando atrás un gran costo de muertos a Europa entre las naciones europeas y los soldados franceses.

Francia se vio económicamente beneficiada ya que Napoleón saqueó media Europa. Cada vez que un estado era sometido se le obligaba a pagar tributo en obras de arte y dinero, lo que dio lugar a que el tesoro de Francia se enriqueciera considerablemente.Además, las tropas francesa para aumentar su velocidad de maniobra, se asentaban en los territorios que acababan de conquistar, saqueando las propiedades ajenas sin piedad.




Para más información pulse aquí, aquí y aquí

jueves, 18 de octubre de 2018

LOS DERECHOS HISTÓRICOS DE LOS TERRITORIOS FORALES


En las comunidades autónomas de España podemos diferenciar entre dos modelos de financiación. El foral, que solo se da en el País Vasco y Navarra, y el común que es el que mantiene el resto comunidades autónomas.


El País Vasco y Navarra han mantenido un modelo financiero particular que viene justificado por razones históricas. El concierto económico que data de 1878 estableció que Álava, Vizcaya y Guipúzcoa ( las tres provincias que conforman al País Vasco) ,hasta ese momento exentas, tuvieran que contribuir en el fondo nacional común. También hay que destacar que la comunidad autónoma de Navarra y Álava mantuvieron el concierto económico a pesar de la irrupción del régimen franquista. Esto le da cierto nivel de respeto frente a la constitución española.

¿En que se diferencian los dos modelos de financiación españoles?
El  sistema régimen común se sigue en toda las comunidades españolas menos en Navarra y el País Vasco. En este régimen la recaudación es llevada por la Administración central y después es transferida una parte de la misma a las diferentes comunidades autónomas.
En Navarra y el País Vasco la recaudación íntegra de los impuesto es llevada a cabo por las diputaciones forales a lo que se le suma una contribución al Estado para así sufragar competencias de la Administración Central y poder hacer frente a los gastos de instituciones que tienen en común.



El País Vasco se ve muy beneficiado ya que el sistema foral le ha generado entre un 40  y un 60 por ciento más de recursos por habitante en comparación al régimen común para financiar las mismas competencias.

Al ver que el País Vasco se ve tan beneficiado por el sistema foral, no resulta extraño preguntarse si el resto de comunidades autónomas que forman parte del régimen común podrían adoptarlo también. Si esto ocurriera, únicamente Cataluña y Madrid se verían beneficiadas, pero por contraposición, para la caja común esto supondría una gran perdida de recursos, lo que afectaría a las comunidades autónomas con menos recursos.


Para mas información pulse aquí, aquí y aquí




















martes, 16 de octubre de 2018

¿Por qué Cataluña y País Vasco tienen un fuerte sentimiento nacionalista que incluso hace que muchos de sus ciudadanos aboguen por la independencia?



¿FUERON ALGUNA VEZ CATALUÑA Y EL PAÍS VASCO INDEPENDIENTES?


Las actuales tensiones territoriales que existen en España no son tensiones que se hayan formado de la noche a la mañana, sino que llevan varios años ya fraguándose en nuestro país. Tres años después de la muerte del general Francisco Franco se aprueba en nuestro país la Constitución de 1978, la cual establece que la soberanía nacional reside en el pueblo español y hace referencia al conjunto de España con el termino "nación".

Los nacionalismos fueron el resultados de numerosos y largos procesos históricos de consolidación de la propia identidad particular. Todo esto dio lugar a la aparición de una conciencia colectiva que interpretaba la personalidad regional derivado de una nacionalidad propia y distinta.


La nacionalidad catalana, libro escrito en el año 1906 por Prat de la Riba (mayor referente del  nacionalismo catalán en la época), decía que el catalanismo surgió a partir de movimiento romántico de recuperación de la lengua, historia, costumbre y derecho civil.

Una explicación del fuerte sentimiento nacionalista tanto en Cataluña como en el País Vasco podría estar en la memoria de los antiguos fueros. Sin embargo, la decisión de Felipe V de abolir las leyes particulares catalanas le permitió una gran mejora en su economía, abriéndole los mercados de América y del resto de España.

En el caso del País Vasco, el nuevo auge de la lengua vasca durante el siglo XVIII, dio lugar a unas primeras manifestaciones por exaltar la antigüedad del euskera como la primera lengua hablada en la humanidad.

Una vez dado un breve repaso de su historia territorial, es clave acudir al aspecto económico. Para ello, es preferible evitar debates sobre un mayor auge económico de Cataluña y el País Vasco independiente o no en tiempos pasados.

 El referéndum ilegal que tuvo lugar en Cataluña el pasado 1 de octubre de 2017 ha producido numerosos efectos negativos tanto en la economía catalana como en la española: la inversión extranjera disminuyó los primeros seis meses del año (523 millones de euros), logrando no más de un tercio de lo que se conseguía anteriormente en ese mismo periodo de tiempo. Del mismo modo, la salida de numerosas empresas fuera de Cataluña han afectado de manera significativa a la economía de un territorio tradicionalmente industrial.

Una Cataluña independiente implicaría una salida de la Unión Europea, de la unión bancaria y aduanera, así como de cualquier otra vinculación que tendría España con la Unión Europea. Todo esto llevaría a que Cataluña no podría influir en los órganos bancarios y monetarios europeos, pero si utilizar el euro. La nueva Cataluña también se desvincularía del Banco Central Europeo, que es el organismo que centraliza la política monetaria de los 18 países que comparten el euro. La independencia del País Vasco tendría por su parte las mismas consecuencias en estos aspectos.

Por ultimo, la independencia del País Vasco tendría un significante efecto en los hogares de sus ciudadanos, ya que supondría un empobrecimiento general: unos 15000 euros menos por vivienda, al igual que unos 5000 euros menos por ciudadano.